lunes, 14 de noviembre de 2016

El cumpleaños perfecto en LEGOLAND Windsor


¡Hola súper Mamis!

Hoy os traigo un post muy especial en el que mi hijo Mauro es el protagonista. No sé si lo he comentado alguna vez por aquí pero, desde hace ya más de un año, Mauro se ha convertido en un gran aficionado a los "brics". Su mayor pasión es montar legos, primero siguiendo las instrucciones y luego dando rienda a su imaginación cuando los desmonta. Eso sí, también hay que decir que estamos todo el día "luchando" para que recoja las piezas...¡Siempre hay piezas de Lego en casa por todos lados!

Entrando ya en materia os diré que el pasado mes de septiembre Mauro cumplió 6 años y, mi hermano que es el padrino (y vive en Londres), le invitó al parque temático de Lego en Windsor "Legoland". Ni que decir tiene que fue el regalo perfecto y Mauro estuvo contentísimo. ¡Solo pensar en que volvería a ir en avión ya le emocionaba muchísimo! 

La verdad es que el parque en sí es una pasada. No es muy grande y es perefecto para ir a pasar el día, o incluso, dormir en el hotel temático que está antes de entrar a Legoland. Eso sí, es importante que tengáis en cuenta que no es un parque de atracciones sino un parque temático de Lego. Lo digo porque aunque hay atracciones no son nada del otro mundo... Aquí veréis algunas.

Aquí Mauro conduciendo camiones de Lego:


Aquí en cambio tenía que subirse al camión de bomberos y y llegar a la casita para "apagar un fuego":


Y esta de aquí era de "capitán" de barcos de Lego:


Como habréis podido comprobar no se trata de grandes atracciones nunca vistas y, por ello, si vais es importante que los nños no sean muy mayores. En mi opinión la edad ideal es entre elos 6 y 8 años, más mayores quizás lo encuentran poca cosa...

Otra de las zonas del parque que quería destacar es la que recrea al aire libre edificions emblemáticos o ciudades importantes como Londres. Mirad que maravilla esta recreación de la city londinense. ¡Todo está hecho con piezas de Lego!


Luego también hay espacios cerrados en los que encontrar exposiciones interesantes sobre Star Wars, zona de videojuegos o, incluso, un pequeño museo con todas las figuritas de Lego.


Pero lo que más trinfó sin duda fue... ¡¡¡La tienda de Lego!!! Eso sí que fue el paraíso para Mauro. Casi le da algo cuando vió tanta caja junta de Legos. En su favor tengo que decir que se portó fenomenal y aunque cayó algo, obvio, ya tomó nota de lo que pedir en Navidad.

Bueno, no quiero aburriros con más fotos, pero si tenéis alguna duda o queréis más información no dudéis en escribirme.

¡Hasta la semana que viene!

Marta