lunes, 11 de mayo de 2015

La habitación de mi hija Fiona cuando era un bebé


 ¡Hola Súper Mamis!

Hoy os traigo un post muy personal y que me hace mucha ilusión enseñaros. ¡La habitación de mi hija Fiona! Recuerdo con emoción que cuando me quedé embarazada por segunda vez deseaba que fuera una niña así que, cuando me confirmaron que lo era....¡Casi lloro de emoción (o probablemente lloré, la ilusión era máxima). En ese preciso instante el mundo rosa, los lazos y vestidos entraron en mi cabecita y ahí siguen. Fiona es súper coqueta y femenina y, claro, el rosa es su color favorito como muchas otras niñas de su edad.

La habitación de Fiona la diseñamos con Lali, de la tienda de mobiliario infantil Dijous. Como quería que fuera una habitación-cambiador, y que luego pudiera evolucionar a cuarto de plancha ya que tiene un armario y cómoda muy útiles, diseñamos todos los muebles a medida y el toque infantil está en los detalles. Si os fijáis sólo hace falta prescindir de las lámparas, el moiséis y los detalles de las estanterías y peluches para dejar paso a una habitación muy mona en la que, también, el mural de la pared puede quitarse con facilidad ya que está todo pegado con cinta de doble cara.


Asimismo, tal y como hice en la habitación de Mauro con el escritorio abatible que os mostraba aquí, la habitación de Fiona tiene dos elementos que la hacen más especial y diferente del resto. Uno de ellos es un armario-visto, aprovechando un hueco natural de la pared de ladrillo visto que tenemos en casa. Con Lali ideamos este armario para que los vestiditos de la "princesa" lucieran como se merecen. Como ya os comenté aquí tengo la suerte de que mi madre guardó vestiditos monísimos de cuando yo era pequeña y también, cada temporada,  le encarga a una modista especialista en lencería infantil auténticas monerías para Fiona.


Por útlimo, el otro elemento de la habitación que quiero destacar es el banco con dos cajones. Está especialmente diseñado para que los niños los puedan manipular sin pillarse los dedos al abrir los cajones y, además, éstos tienen ruedas para poder moverlos de aquí para allá. Si bien en la foto que ahora os adjunto veréis que en un cajón pone Mauro y en el otro Fiona, por el otro lado tienen escrita otra cosa de manera que puedes darles la vuelta y suprimes cualqueir referencia a los niños. ¿A que es buena idea?


Bueno, por esta semana me despido y me pongo a pensar en el próximo post.

¡Espero que os guste y os inspire todo lo que os voy mostrando!

Un besazo,

Marta