viernes, 12 de octubre de 2012

Mil maneras de personalizar tu agenda

Como os podréis imaginar no puedo dar pistas de COMO-SER-UNA-SUPER-MAMI sin antes confesar que no soy nadie sin mi agenda. Entre el trabajo, los niños, la casa, los amigos y demás asuntos varios, cada semana tengo mil cosas que hacer. Asisitir a reuniones de trabajo y hacer informes, ir al mercado y al supermercado, llevar a los niños a alguna fiesta o, simplemente, ir comprarles pijamas, zapatos o lo que necesiten, visitar a la abuela casi centenaria de mi marido, ir a cenar con él, con amigos, etc., son actividades que forman parte de mi rutina semanal. Por todo ello, la agenda va conmigo a todas partes y es un complemento fundamental. Por desgracia los recortes en el presupuesto de material de oficina de las empresas ha hecho que las agendas que te dan cada vez sean más feas. Por ello, yo he pasado de tener una agenda de piel, con mi nombre grabado, atener una normal y corriente de colores espantosos.

Visto lo visto, y para poder aprovechar cualquier agenda, hoy os propongo que compréis tela autoadhesiva, cintas de tela y pasamanería y.... Tanchan! Mirad que agenda tan mona podéis fabricaros. Además, esta tela os puede servir para muchas otras cosas. Yo de hecho también la usé, con diferente estampado, para forrar estas letras de madera para mi hija Fiona.

Venga! Os animo a que probéis esta tela autoadhesiva. Ya veréis como "engancha"!!!